ENAR worker concrete vibration process

¿Por qué se vibra el hormigón?

Trabajar con el hormigón representa uno de los mayores desafíos con los que se encuentran los profesionales de la industria de la construcción. Creemos que esta guía y posteriores buscan ayudar, informar y resolver cuestiones diarias a usuarios y distribuidores de la industria de la construcción.

El proceso de vibrado del hormigón resulta fundamental para que su estructura tenga la compactación requerida para obtener resistencia, durabilidad y acabados sin imperfecciones. Desde Enarco recomendamos nuestros equipos de vibración por ser líderes mundiales en vibración de hormigón y tener amplia experiencia en equipamiento para la construcción.

ENAR worker concrete vibration process

La norma EHE08 del capítulo XIII en el punto 71.5.2 de la Instrucción de concreto estructural dice: “La compactación del hormigón en obra se realizará mediante procedimientos adecuados a la consistencia de las mezclas y de manera tal que se eliminen los huecos y se obtenga un perfecto cerrado de la masa, sin que llegue a producirse segregación. El proceso de compactación deberá prolongarse hasta que refluya la pasta a la superficie”.

Esta compactación se consigue mediante vibradores de hormigón.

Teniendo la maquinaria y los equipos de construcción adecuados, puede proceder con más confianza en el vibrado del hormigón. Nuestra certificación garantiza nuestra calidad, eficiencia y servicio en los 5 continentes.

Visítanos para más información.

www.enargroup.com

About the author

En la actualidad Enarco dispone de 10.000 m2 productivos en sus instalaciones de Zaragoza inauguradas en 2009, donde se diseñan, producen y comercializan más de 10.000 referencias de artículos de sus tres líneas de producto: vibradores de hormigón, reglas vibrantes y compactación ligera.

Dada su evolución en el mercado, Enarco se ha posicionado como especialista en equipos de vibración de hormigón, creando redes comerciales en los 5 continentes y empresas filiales en Francia, México, Polonia y China.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *